El CE L’Hospitalet asegura la permanencia de Jonathan Risueño como técnico del primer equipo. El Club ha dado continuidad así al proyecto y no sólo será una temporada sino dos las que Jonathan Risueño se mantendrá al frente del banquillo ribereño.

Y es que el técnico valenciano lleva dirigiendo a los de la Franja un total de 44 partidos -6 de Liga y 2 de Play-Off en el curso 18/19, 27 de Liga en el curso 19/20, 4 de Copa Cataluña y 4 amistosos- en los que ha implementado un modelo de juego ofensivo y asociativo que ha hecho disfrutar a los aficionados, ha hecho sacar a los jugadores lo mejor de sí mismos, ha conseguido numerosos objetivos y ha dejado patente que esfuerzo, sacrificio, compromiso y constancia -además del buen juego- son la auténtica clave del éxito.

Trabajo, sinónimo de éxito

Jonathan Risueño llegó al Club temporada 2016-17 procedente del Callosa Deportiva CF, combinado que vivió una salvación histórica con el técnico en el banquillo. Y es que, cuando cogió el equipo, el conjunto contaba con siete puntos, acumulaba once derrotas consecutivas en Liga y sólo quedaba por delante la segunda vuelta. Bajo su dirección, el equipo sumó 33 puntos en la segunda parte del campeonato y consiguió la permanencia una jornada antes de que acabara la competición. Sin embargo, anteriormente, ya había entrenado una temporada en la preferente mallorquina en S.C.D Independiente Camp Redo y otra en la U.D. Rotlet Molinar, consiguiendo un Play-Off de ascenso y el ascenso a tercera división respectivamente.

Tras su paso por Callosa Deportiva CF, Jonathan Risueño pasó a formar parte de la familia ribereña y firmó como Director Deportivo. Fue, no obstante, en los últimos seis partidos del curso 18/19 cuando tomó las riendas del primer equipo; una llegada que llevó a que el equipo disputara el Play-Off de ascenso de la temporada pasada. Desde entonces, ha guiado a los de la Franja a lo largo de 44 partidos -tal como apuntábamos con anterioridad- de los cuales sólo 6 han sido derrotas, sin contar la eliminación en la prórroga de la Copa del Rey ante el Granada CF (rival de primera división); dejando así un balance y unas cifras inmejorables a las que se suma este último excelente curso 19/20.

Jonathan Risueño, excelencia en el banquillo

44 partidos y 6 derrotas. Este es el balance que Jonathan Risueño lleva como técnico del primer equipo. Éxito tras éxito al que se suma el excelente curso 19/20. Y es que, hasta que la crisis del COVID-19 obligó a parar la competición, el técnico valenciano contaba con 27 jornadas disputadas, de las cuales 18 han sido victorias y sólo 5 los empates. Pero los excelentes resultados no se detienen aquí. El combinado acumulaba en esta segunda vuelta un total de 10 partidos consecutivos de éxitos, con un balance de ocho victorias y dos empates. En adición, en el momento del parón, el equipo había conseguido el liderato y la mayor ventaja respecto al resto de perseguidores de toda la temporada. Se trata así de una brillante racha que ha hecho, además, que sean invictos en este 2020, que no hayan salido de las posiciones de Play-Off en todo el curso, que sea el equipo con más victorias acumuladas y el combinado que más veces ha ocupado la primera posición. Sin olvidar que los ribereños, bajo las órdenes de Jonathan Riseuño, se han hecho con el Campeonato de Invierno, han conseguido clasificarse para la final de Copa Cataluña Absoluta por segunda vez en la historia del Club -final que aún se debe disputar-, se han clasificado dos temporadas seguidas para el sorteo de Copa del Rey y se han proclamado Campeones de Liga. A ello se añade un largo y innumerable etcétera, que hacen que el técnico ribereño lleve hasta el momento una temporada corta y anómala pero llena de éxitos.

Desde la entidad queremos agradecer pues su compromiso y dedicación día tras día así como el hecho que haya decidido continuar al frente del primer equipo dos temporadas más. Deseamos profundamente que continuemos haciendo historia juntos y llenando de éxitos esta gran familia.

¡Muchas gracias míster!

 

Share This