El 9 de octubre de 2020 pasará a ser un día marcado en el récord de todos los aficionados del CE L’Hospitalet. Por primera vez en la historia del club, ha conseguido ganar la Copa Cataluña Absoluta después de unos 90 minutos sin goles y de una tanda de penaltis agónica contra el Llagostera

Los primeros instantes de partido han sido marcados por el gran respeto que han tenido los dos equipos. Sin embargo, a medida que iban pasando los minutos, los ribereños se deshace de la presión alta del Llagostera y cada vez se sentían mejor sobre el terreno de juego. Es aquí cuando llegaron dos ocasiones muy claras por parte del Hospi; primero con un disparo desde la frontal de Canario y más tarde, tras un mal despeje de Marcos, Martí Soler no ha pegado bien el balón cuando lo tenía muy a favor para abrir el marcador. Por parte de los almogávares, sus transiciones han sido muy rápidas pero Aliaga ha tenido unos primeros 45 minutos bastante tranquilos.

La segunda mitad ha sido mucho más eléctrica y las ocasiones más peligrosas han sido los de Jonathan Risueño. Se ha ganado en profundidad y desde las bandas han comenzado a llegar centradas muy peligrosas. De hecho, nada más comenzar la segunda mitad Joel Jorquera marcaba el primer gol del partido pero el asistente de banda señaló fuera de juego. En la repetición se ha visto que el gol debería haber subido al marcador. Lejos de arrugarse, el equipo continuaba generando ocasiones. Pablo Aguilera ha tenido dos, primero con un cabezazo y luego con una pelota suelta dentro del área pequeña, pero el marcador seguía sin moverse. Los últimos minutos de la segunda han sido dominados por el Llagostera debido a la fatiga en los jugadores ribereños. Sin embargo, tampoco ha habido grandes ocasiones y agotados los 90 minutos se llegaba a la tanda de penaltis.

El Hospi ha marcado los dos primeros de la mano de Canario y Marcos de la Espada. Por su parte, Aliaga ha parado dos penaltis consecutivos picados por Pitu y Julen y se ha erigido en el hombre de la tanda de penaltis. Alex Felipe falló el tercer penalti ribereño y se llegaba a la cuarta ronda con 3-2 a favor. Parera no fallaba pero los almogávares tampoco. Con el penalti decisivo, Pablo Aguilera tenía una gran oportunidad pero su disparo salió por encima del travesaño. Sin perdonar el Llagostera forzaba las rondas extras. Por suerte, el Llagostera enviaba al larguero el sexto penalti después de que Juste no fallara. De este modo enloquecían todos los jugadores y el staff técnico del CE L’Hospitalet porque por primera vez han sido campeones de la Copa Cataluña Absoluta. ¡Enhorabuena, equipo!

 

Crónica: Oriol Muñoz

Foto: Álex Gallardo

 

Share This